Nike y Barcelona trabajan desde 2016 sin contrato