null: nullpx

¡Les cortaron las alas! NYRB deja ir a su máximo goleador histórico y a su arquero más exitoso

NY Red Bulls no contara con los interminables goles de Bradley Wright-Phillips ni con la muralla atajadora de Luis Robles en 2020.
21 Nov 2019 – 3:42 PM EST

La década que está por terminar ha sido la mejor en la historia de los New York Red Bulls. En ella fueron capaces de conseguir sus tres títulos oficiales – los tres Supporters’ Shields que brillan en sus vitrinas, los cuales ganaron en 2013, 2015 y 2018. Siempre se mantuvieron como seros contendientes, clasificando todos los años a los Playoffs.

En toda esa época dorada del club neoyorquino, tuvieron un icono y referente en la parte más baja y otro en la de más arriba. En el arco estuvo Luis Robles, y en punta Bradley Wright-Phillips.


Sin embargo, a partir de la temporada 2020 esa era habrá oficialmente terminado, ya que la próxima vez que NYRB se presente en un terreno de juego a disputar un encuentro oficial, ninguno de los dos estará presente. El jueves el club anunció que ha decidido no renovar la cláusula en el contrato de Robles, ni hacerle un nuevo contrato a Wright-Phillips, cuyo contrato expiro.

Poniéndole fin a una era en la institución taurina.


Robles, de 35 años de edad, llegó al primer equipo en 2012 y a partir del 2013 fue el titular indiscutible en el arco neoyorquino. Como amo y señor de la portería, Robles no permitió que le anotaran en 72 partidos de temporada regular. Fue capitán durante las últimas dos temporadas – incluyendo la 2018 en la que conquistaron el Supporters’ Shield con récord de puntos. Fue galardonado como el mejor arquero de la MLS en 2015. También cuenta con el récord de más partidos consecutivos disputados en la liga norteamericana con 183.

Wright-Phillips, de 34 años de edad, es uno de los goleadores más feroces que jamás haya pasado por la MLS. El centro delantero anotó 108 goles en temporada regular de la MLS con los Red Bulls y 126 entre todos los torneos. Es el máximo goleador en la historia del conjunto neoyorquino.


El goleador británico ganó dos Botines de Oro. En 2014 haciendo mancuerna con Thierry Henry para lograr firmar 27 goles (empatando en ese momento el récord de más goles en una temporada de la MLS), y nuevamente en 2016 con múltiples asistencias de Sacha Kljestan. BWP es el primer jugador en la MLS en lograr anotar por lo menos 20 goles en tres temporadas distintas.

NY Red Bulls se ha quedado sin sus dos referentes. La ‘tauromaquia futbolera’ tendrá que reinventarse si quiere darles alegrías a sus fieles en el ruedo.

RELACIONADOS:MLSNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés