¡La tuvo el peruano y perdonó! Se vuelve a salvar Toronto