Toño Rodríguez ahoga el grito de gol de los Gallos