null: nullpx
Cruz Azul

"Pablo Larios me dio su apellido y siempre será mi papá": emotiva carta de su hijo

"Gracias infinitamente porque compruebo que es más padre el que CRÍA que el que ENGENDRA," publicó Carlos E. Larios Garza.
1 Feb 2019 – 8:37 PM EST

Tras el fallecimiento de Pablo Larios Iwasaki, legendario guardameta de México, su hijo Carlos E. Larios Garza publicó una carta abierta para agradecerle haber sido su amigo y su padre a pesar de no existir relación sanguínea entre ambos.

"Con el tiempo me involucraste con tus hijos y nos dijiste que éramos hermanos, aprendí a quererlos a verlos como tal, era uno más en tu familia, tus padres me veían como tu hijo, no sé si tú lo comentaste o se fue dando como se iba dando la vida..."

Larios Garza relató la experiencia que significó para él como niño tener que lidiar con la fama de Larios Iwasaki entre sus amigos del vecindario:

"Los muchachos que estaban en la tienda me dijeron es Pablo Larios!! Yo me subí al carro y me regañaste porque no querías que estuviera solo. Esa fue la primera vez que yo me dí cuenta que eras muy importante para la gente. Porque en tu tierra era normal. Pero en México todos te detenían para pedirte un autógrafo o una foto y tú siempre te detenías para atender a todos."


Asimismo, reveló cómo fue reconocido por Pablo Larios ante el registro civil cuando el portero debió mudarse con su familia al momento de enrolarse con el Puebla, procedente del Cruz Azul:

"Mi hermano Pablo ya había nacido, tenía meses. Me buscaron colegio. Pidieron mi acta de nacimiento, mi nombre: Carlos Eloim Gonzalez Garza, sin acta de nacimiento! Por lo que tomaste la parte que más te agradezco: registrarme legalmente con tu apellido LARIOS."

En la carta también se menciona el alto precio que tuvo el éxito para el guardameta: "Por ese tiempo ya las cosas andaban mal..."

"Tu carrera a tope, pero cobró factura en lo personal. Creo que es difícil la vida de alguien que tiene todo, porque literal si algo abundaba era el sexo femenino! Y un día simplemente se acabó todo, (borré de mi alma esas memorias) solo recuerdo verte llorar."

El hijo termina despidiéndose así de su padre:

"Gracias por contestar siempre la llamada con un QUÉ PASÓ HIJO y despedir la plática con YO TAMBIÉN TE QUIERO, gracias por todo, porque esta carta es nada con todo lo que tengo que decir, en serio gracias, PADRE! MI ÍDOLO MI AMIGO!"

RELACIONADOS:Cruz Azul

Más contenido de tu interés