¡Grave error del Atlas y les cuesta el segundo!