null: nullpx
FIFA

5 claves de las acusaciones por corrupción de Estados Unidos contra Eduardo Li

¿Cuáles son los casos de corrupción específicos por los que el ex dirigente de Costa Rica se declaró culpable?
8 Oct 2016 – 1:09 PM EDT

De las dos redadas de la policía suiza durante 2015 para arrestar a nueve dirigentes de la FIFA, Eduardo Li -entonces presidente de la Federación Costarricense y miembro del Comité Ejecutivo- fue capturado en la primera. La corrupción de Li, en otras palabras, abarcó décadas y la acusación formal además cita ejemplos y cifras de sobornos vinculados a las actuales eliminatorias para Rusia 2018.

Éstos, son los cinco puntos clave para entender la declaración de culpabilidad de Li hecha ayer en Nueva York.

1.- Lucró con los derechos de los partidos eliminatorios de local de Costa Rica. Como otros presidentes de federaciones centroamericanas caídos en desgracia, la gran mercancía con la que Li podía obtener beneficio personal eran los contratos de televisación por los juegos locales rumbo a los mundiales. En el 2009, Li pidió a la compañía Traffic USA un pago bajo la mesa de un contrato por dos millones 500 mil dólares a desembolsarse entre 2014 y 2017.

2.- Se valió de cuentas en Estados Unidos y en Centroamérica para recibir sobornos. El punto 293 de la primera acusación del Departamento de Justicia contra Li estipula que en agosto de 2012 le fueron transferidos 27 mil 500 dólares de una cuenta de Traffic USA en Citibank en Miami, hacia otra en Wells Fargo en Nueva York, para terminar en una cuenta bancaria en Costa Rica a nombre de la Federación Costarricense de Fútbol.

3.- Intentó vender los clasificatorios para Catar 2022 a un postor distinto para seguir beneficiándose. En julio de 2014, Li amagó romper relaciones con Traffic USA buscando sobornos más grandes; por lo que los también acusados Fabio Tordín y Roger Huguet, directivos comerciales, acordaron sobornarlo con 600 mil dólares por mantener el vínculo con Traffic USA hasta 2022.

4.- Lavó dinero usando intermediarios en Panamá y compañías encubiertas en Costa Rica. El punto 249 de la acusación formal señala que, entre febrero y abril de 2015, fueron transferidos pagos de 200 mil y 150 mil dólares entre bancos de Miami y una cuenta panameña a nombre de un intermediario anónimo quien posteriormente transfirió 300 mil dólares a Nueva York que terminaron en otra cuenta de Miami a nombre de ‘Warrior Holdings SA’, una compañía costarricense.

5.- También pidió coimas por acordar los amistosos. Otra fuente de enriquecimiento personal eran los juegos amistosos en Fecha FIFA. Alrededor de octubre de 2014, Li recibió 40 mil dólares por acordar juegos de Costa Rica en Omán y Corea del Sur. A diferencia de otros pagos hechos a cuentas controladas por la federación tica, estos montos fueron recibidos en una cuenta personal en Panamá.

Básicamente, Li usó a Costa Rica para obtener ganancias ilícitas. No obstante, antes de ser apresado en mayo de 2015, él se había convertido en miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, con voz y voto en la elección de mundiales. Tal ascenso político pudo haberle entregado más dinero arreglando votaciones y manipulando los fondos de la FIFA, como ocurrió con Jack Warner.

Tras declararse culpable, Li podría enfrentarse a una condena de 60 años en prisión.

RELACIONADOS:FIFACONCACAF

Más contenido de tu interés