null: nullpx
Fútbol

Raúl Méndez | Euro a la vista

Las fortalezas y debilidades en el primer corte de caja hacia la Euro 2020.
21 Nov 2019 – 7:08 PM EST

Bajo el nuevo formato de la Euro con la ampliación a 24 selecciones hoy lo realmente difícil es que una de las potencias no clasifique.

Aún faltan por conocer a los últimos cuatro invitados vía repesca, pero a siete meses de la Euro 2020 va el primer corte de caja de los que ya tienen boleto para la justa que será itinerante con doce países sede para conmemorar el sexagésimo aniversario de la competición.

GRUPO A | Inglaterra y República Checa

Ya sólo falta que el Brexit también contemple su autoexclusión de la Euro. Nada nuevo para quienes no querían jugar Mundiales o Copas de Europa de clubes porque su nivel era “superior” al del resto del mundo.

Es ilusionante para los ingleses los recursos que tiene Gareth Southgate a la ofensiva. Para la posición del nueve dispone de Harry Kane, Jamie Vardy y Tammy Abraham, a los que hay que sumar a Raheem Sterling, Jadon Sancho o Marcus Rashford en el ataque.

Las dudas están en la defensa. Harry Maguire es el defensa más caro del planeta, pero no el mejor y adolece de un acompañante de garantías. Atrás no tiene la misma profundidad que adelante. Desde que fueron campeones mundiales en 1966 no han llegado a una final de Copa del Mundo o Euro.

La única derrota sufrida por los ingleses en la eliminatoria fue en su visita a los checos que han maximizado la inercia del sorprendente Slavia Praga en la Champions League para tomarlo como base fortalecida en el arco con Tomas Vaclik y adelante Patrik Schick.

GRUPO B | Ucrania y Portugal

De ser tal vez el mejor futbolista post-Perestroika, Andriy Shevchenko hizo breve carrera en la política y luego asumió como entrenador de su Ucrania para calificarla por delante de Portugal y Serbia, que eran las favoritas del grupo.

Los lusitanos defenderán su corona con Cristiano Ronaldo y una nueva generación dorada (Bernardo Silva, Joao Félix, Gonzalo Guedes, etc) como sólidos argumentos.

GRUPO C | Alemania y Holanda

Serge Gnabry lidera la nueva generación de la Mannschaft cuyo fracaso en Rusia 2018 les obliga a mostrar su progreso.

Holanda se perdió la Euro 2016 y el Mundial 2018 y ahora vuelve con toda la experiencia de Ronald Koeman en la dirección técnica y un equipo con equilibrio y hambriento de gloria con Van Dijk, De Lijt, De Jong y Depay.

GRUPO D | Suiza y Dinamarca

Los suizos se han hecho habituales de los grandes torneos. Fueron a cuatro de las últimas cinco Euros y desde Alemania 2006 ha jugado todos los mundiales.

Dinamarca acabó invicto la eliminatoria y tiene en Christian Eriksen y Kasper Schmeichel a dos líderes naturales que marcan diferencia.

GRUPO E | Croacia y Gales

Croacia resiente el nivel de Modric. Si su rendimiento es como en Rusia vale para un Balón de Oro, de lo contrario los balcánicos sufren.

El Bale que juega por amor despertó cuando Gales lo necesitaba. El Bale de Real Madrid que juega porque tiene que hacerlo para cobrar su salario millonario sigue en las sombras.

GRUPO F | España y Suecia

Luis Rubiales volvió a dar otro volantazo, como con Julen Lopetegui, ahora Robert Moreno, que perdió el puesto ante el retorno de Luis Enrique como seleccionador español. Justo cuando emergen los Moreno, Kepa, Fabián Ruiz, Saúl y Morata como nuevos referentes de la Roja.

Janne Andersson ha hecho un trabajo notable con Suecia. Respetó el retiro de Zltatan Ibrahimovic, aun cuando el propio jugador después se arrepintió y quiso jugar sin éxito el Mundial de Rusia, y sin jugadores de renombre ha sabido exprimir hasta la última gota de un plantel veterano.

GRUPO G | Polonia y Austria

Las aspiraciones de Polonia dependen del nivel de Robert Lewandowski y el nivel de Austria le alcanza para calificar sin trascender regularmente.

GRUPO H | Francia y Turquía

Aquí está el campeón del mundo que produce sin límites estrellas en casi todas las posiciones. Tiene a los jugadores más deseados de la actualidad: Mbappé, Pogba y Griezmann. Esta generación quiere emular a la del 98 que, luego de coronarse en el Mundial, se llevó la gloria en la Euro.

Söyüncü, Calhanoglu y Tosun deben liderar el retorno de Turquía cuyo prestigio ha sido arrastrado por sus clubes en Europa, muy distantes de aquel Galatasaray de Hagi.

GRUPO I | Bélgica y Rusia

Quizá el talento de Bélgica es comparable al de Francia y Portugal. Los Hazard, De Bruyne, Lukaku, Courtois, Mertens tienen el potencial para hacer historia.

Stanislav Cherchesov justificó su permanencia en la dirección técnica de los rusos y demostró que lo hecho en su mundial puede ser el comienzo y no los beneficios del anfitrión.

GRUPO J | Italia y Finlandia

Los italianos y sus contrastes. Se beben la gloria y luego se hunden en el fango en un instante. Tras no ir a Rusia Roberto Mancini los calificó a la Euro con paso perfecto.

Markku Kanerva lleva quince años en selecciones finlandesas. Pasó por el sub-21, asistente en la mayor, interino y desde 2016 relevó como máximo responsable al sueco Hans Backe, quien fuera uno de los auxiliares de Sven Goran Eriksson con México.

Ahora ha conseguido que Finlandia califique a su primer magno torneo. Nunca había estado en Euro o Mundial. El arquero Lukas Hradecky del Bayer Leverkusen y el goleador Teemu Pukki del Norwich son sus referentes.

RELACIONADOS:FútbolOpinión Deportes

Más contenido de tu interés