null: nullpx

Estados Unidos goleó 4-0, clasificó primero y comienza el hexagonal ante México

El equipo de Klinsmann se lució en la última fecha de la fase de grupos ante Trinidad y Tobago, quedando como líder. Y así habrá clásico en el primer partido del hexagonal.
7 Sep 2016 – 10:45 PM EDT

El objetivo estaba más que claro en la mente de Estados Unidos: debía ganarle a Trinidad y Tobago para terminar primero en el Grupo 3 de las Eliminatorias de la Concacaf. Con esto se aseguraba enfrentar de entrada a México, en el primer partido del hexagonal. De terminar segundo hubiera tenido que jugar el clásico en el final de ese hexagonal, algo poco deseable para ambos países.

Estados Unidos no sólo logró su objetivo, ganar y ser líder, sino que también dejó un mensaje clarísimo: uno de los gigantes de la Concacaf está de regreso. El Team USA jugó con soltura, mostró autoridad y, sobre todo, una contundencia envidiable.

Los dirigidos por Jürgen Klinsmann tuvieron unos minutos iniciales de desorientación, en los cuales Trinidad y Tobago lució envalentonado con la pelota en su poder. Pero duró poco, un espejismo del entonces líder del grupo. Estados Unidos comenzó a acercarse con peligro hasta el arco de Marvin Phillip desde el minuto ocho, cuando uno de los mejores jugadores del partido, Christian Pulisic, le probó las manos al portero con un tiro desde afuera. Apenas un anticipo de lo que haría el ‘Chico Maravilla’ con la defensa del Trinidad y Tobago.

El mismo Pulisic fue protagonista de una carambola increíble a los 30 minutos, cuando su remate encontró los dos palos del arco rival y se fue, como burlándose del jugador del Borussia Dortmund de Alemania.
El gol de Estados Unidos era casi una consecuencia natural del trámite. Y llegó nomás a los 43 minutos, cuando Hyland intentó rechazar apuntando al medio del cuerpo de Kljestan, sirviéndole la pelota para que convirtiera.

Después del descanso vendría la aplanadora de ‘La Barra y las Estrellas’. Un monólogo de los de Klinsmann que estiraron cifras con dos goles de Jozy Altidore y uno de Paul Arreola.

El 4-0 puso a Estados Unidos de nuevo en la mesa de los candidatos a quedarse con un pasaje para el Mundial de Rusia 2018. Y en el horizonte inmediato le toca nada menos que al Tri. El choque más deseado –y a la vez más temido- será el 11 de noviembre, muy probablemente en Columbus. Pero ésa será otra historia…


Más contenido de tu interés