El coronavirus logró algo "imposible" para el futbol