null: nullpx

El Barcelona se lanzará a por Salah para calmar la crisis interna en la entidad blaugrana

El fallido intento de fichar a Griezmann, unido al video del evento producido por Piqué, han generado un tsunami en el seno del club catalán
18 Jun 2018 – 12:58 PM EDT

Corren malos tiempos para Josep María Bartomeu, actual presidente del FC Barcelona. La negativa de Griezmann de fichar por el Barcelona ha creado un clima enrarecido entre los directivos del club. Además, que Piqué estuviera detrás del video producido por el francés para comunicar su decisión ha sido interpretado por Bartomeu como un acto de deslealtad. Algunos directivos, incluso, apuntan a que Piqué es la oposición del actual mandatario de la entidad. El central del Barcelona nunca ha ocultado su intención de presidir el Barcelona en el futuro.

Más allá de estos hechos, Bartomeu no renovó el contrato de Rebert Fernández, secretario técnico, que expirará el próximo día 30 de junio. En su lugar el club ya ha anunciado la llegada de Abidal. En medio de la crisis, el presidente le ha encargado al francés un fichaje necesario, mediático y cuyo rendimiento esté garantizado. Puede gastarse hasta 150 millones de euros en esa operación, siempre y cuando ejecute las salidas pendientes de Rafinha (actualmente cedido al Inter de Milán y quiere cómpralo), André Gomes (sin comprador interesado) y Aleix Vidal (que interesa al Sevilla pero no dentro de la operación Lenglet).

Todo apunta a que el elegido es Salah. El egipcio fue la sensación de la pasada Champions y se le espera en este Mundial para ver si Egipto puede pasar a Octavos. En el Barcelona desean que eliminen a Egipto pronto para poder negociar su salida y que no destaque demasiado en dicho evento para que no se encarezca más del presupuesto disponible. En el Liverpool, que ya perdieron a Coutinho, no quieren sentarse a negociar. La única vía es la de convencer al jugador y que éste fuerce la negociación entre las partes.

Abidal no puede ponerse manos a la obra hasta que Egipto abandone el Mundial, pues Salah ha dejado bien claro que no hablará con nadie hasta ese momento y su intención es la de permanecer en el Liverpool. De fallar Salah, el cerco por un jugador mediático se reduce, toda vez que el Real Madrid tiene muy a su alcance la llegada de Hazard.


Más contenido de tu interés