null: nullpx
Estados Unidos

Desmitificando Columbus y el ‘Dos a Cero’: la historia según Estados Unidos

Era el año 2000 cuando un directivo del Crew de la MLS sacó cuentas, levantó el teléfono y fundó el mito más temible para México en la Concacaf.
7 Nov 2016 – 04:40 PM EST

Uno de los pocos diarios importantes en Estados Unidos que han hecho del balompié noticia de primera plana en su sección deportiva es el New York Times. Ahora, un artículo en inglés firmado por su corresponsal europeo, Sam Borden, detalla cómo fue planeado el primero de los "Dos a cero" que México ha sufrido en Columbus.


“5 mil 625 boletos para abonados del Columbus Crew, 6 mil 800 boletos para asociaciones juveniles de Ohio, 4 mil 200 para la US Soccer y su club oficial de fanáticos, y así sucesivamente”. Fueron estas las cifras anotadas y tachadas y otra vez anotadas sobre un pedazo de papel por Jim Smith, entonces directivo del Crew.

Según el texto de Borden, Smith llamó por teléfono inmediatamente a Lamar Hunt, copropietario de la franquicia: “Es perfecto. Podemos agotar el boletaje, y te diré cómo. (Hunt) me escuchó y quedó 100 por ciento convencido. Entonces salimos y lo hicimos realidad".

El artículo del NY Times utiliza una palabra que define con precisión el fenómeno experimentado por México en Columbus: superstición.

Elegir dicha ciudad y su estadio como anfitriones del partido eliminatorio más importante de la Concacaf en realidad se basó en dos motivos: aprovechar el primer recinto diseñado y construido específicamente para el fútbol asociación en Estados Unidos y aprovechar a la joven y numerosa afición de una comunidad enloquecida por el deporte colegial.


El frío sólo fue un extra que ayudó a propagar la leyenda del 2-0. Cuenta dicha leyenda que en el 2001 los seleccionados mexicanos dirigidos entonces por Enrique ‘Ojitos’ Meza prefirieron quedarse en el vestuario para el calentamiento antes que salir a reconocer el césped y quedarse congelados por la temperatura previo a quedarse congelados por el marcador final.

Borden menciona un factor adicional que hará de este Estados Unidos-México en Columbus uno diferente de los otros cuatro jugados ahí: la guerra por la Casa Blanca. Ohio es un battleground state, es decir, un estado cuyos electores aún no perfilan claramente a un candidato ganador y podría dictaminar un resultado apretado de último minuto. El Mapfre Stadium contará con más seguridad que de costumbre.


Precisamente un resultado apretado de último minuto sería un mal escenario para la US Soccer y para Columbus. El "Dos a Cero" en el electrónico es necesario para que la ciudad mantenga la fecha eliminatoria frente a nuevas candidaturas hechas por Kansas City, que tiene un estadio más nuevo y más moderno y ha albergado otros juegos frente a rivales del área.

Columbus y el "Dos a Cero", sin embargo, son los dos mitos que más espantan al fútbol mexicano. A diferencia de la “leyenda vudú” de la eliminación en el pre-mundial de Haití rumbo a Alemania Federal 1974, el espectro de Columbus permanece vivo en el imaginario popular mexicano gracias a la rivalidad específica contra los Estados Unidos.

RELACIONADOS:Estados UnidosMéxico

Más contenido de tu interés