null: nullpx
Haití

El futbol, ¿la ayuda que el presidente de Haití necesitaba?

Llegó la Copa Oro en un momento en el que en las calles de la isla piden su dimisión.
2 Jul 2019 – 10:50 AM EDT

Hace unas semanas, el 10 de junio para ser precisos, miles de personas salieron a las calles de Puerto Príncipe, la capital de Haití, a pedir la renuncia del presidente Jovenel Moise por supuestos malos manejos de Petrocaribe por más de 2,200 millones de dólares. Fue un día difícil. Las agencias de noticias internacionales reportaron al menos seis muertos y al menos uno de ellos fue asesinado por los policías locales a pedradas según reportó la agencia de noticias EFE.

Moise ganó las elecciones con 55.6% de votos en una segunda vuelta. Pero él no ha sido la solución para la crisis económica, política y de corrupción que vive el país. Pero llegó la Copa Oro en un momento en que en las calles de la isla piden su dimisión.

¿Qué tan importante es el futbol para el gobierno de Jovenel? Tan importante que les dio dinero público a la Selección que ahora disputa la Copa de Oro y que jugará las semifinales ante México. En total fueron 25 millones de gourdes (266,558 dólares).

Haití, si lo miras desde el mar es un paraíso. Tienes playas hermosas, un clima extraordinario, pero ocho de cada 10 haitianos vive en pobreza extrema, el país presenta una quiebra financiera, de acuerdo con el Índice de Percepción de Corrupción son de las naciones con más problemas y es el lugar 182 del ranking de Doing Business.

Nada es fácil. Pero está el futbol que le ha sonreído al gobierno de Jovenel y él ha contribuido financieramente para que así sea.


****

En plena crisis financiera, el gobierno de Haití dio dinero al futbol. A principios de junio, la Federación Haitiana de futbol emitió un comunicado:

“A pesar de la crítica situación económica del país, se han realizado grandes esfuerzos como nunca antes para brindar una preparación sólida para la Copa de Oro de 2019. La FHF desea agradecer a todos los que colaboraron en sus esfuerzos para enorgullecer a los haitianos y, por primera vez, el Estado haitiano acaba de otorgar una subvención de 25 millones de gourdes que permitirá a nuestra Asociación absorber parte de las deudas pesadas resultantes de la participación de las selecciones nacionales desde hace un año en las principales competiciones internacionales y financian parcialmente las actividades de la Copa de Oro”.

El comunicado llegó seis días después de las trágicas protestas en Puerto Príncipe y posterior a que se dieron a conocer los presuntos actos de corrupción en los que estaba involucrado el presidente presidente Jovenel Moise.

Las personas están huyendo de la isla. Hace unos días la Policía Fronteriza detuvo a 204 haitianos ilegales en Texas y en México 116 serán deportados a la isla después de que las autoridades mexicanas determinaran que no cumplían los requisitos para tener el estatus de “refugiados”.

Mientras todo esto ha pasado en el mes de junio, en Estados Unidos su selección es la sorpresa de la Copa Oro. Son pocos los jugadores locales, 18 de los 23 jugadores juegan en el extranjero. Hay futbolistas en Francia, Estados Unidos, Chile, Bélgica, Azerbaiyán, Portugal, República Dominicana, España, Suecia y Armenia.


****

Esta no es la primera vez que el futbol es una herramienta política para los gobiernos. En América Latina ha sido una constante a través de la historia. Jorge Rafael Videla, con el Mundial de Argentina 1978; Augusto Pinochet con la selección chilena, el título de Brasil en 1970 cuando gobernaba la dictadura militar.

Hace algunos años Edson Arantes dos Nascimento Pelé, declaró en una entrevista: "Al estar pendientes del fútbol y del campeonato, lo que estaba pasando en nuestro país llegó a pasar al segundo plano. Ganar el Mundial de México en 1970 fue una auténtica alegría para todos, pero la parte mala fue que eso tapó las torturas, los desaparecidos y los asesinatos”.

****

La Selección de Haití tiene un proceso de trabajo con el mismo entrenador, Marc Collat, desde hace cinco años y la Copa Oro de este año está siendo el éxito más grande desde que fue protagonista de Concacaf entre 1970 y 1977 cuando incluso llegó a ganar el torneo de Naciones de la confederación en 1973.

Y sí, el futbol tiene el poder de alegrar corazones o al menos por hacer olvidar las cosas. Después de su clasificación a las semifinales, los aficionados se reunieron en las principales calles de Puerto Príncipe para festejar la victoria ante Canadá.

Los políticos del país aprovecharon la situación para expresar en sus redes sociales, principalmente Twitter, para felicitar la clasificación.

El presidente publicó: "Felicitaciones a los que lograron el desafío excepcional de obtener una nueva victoria. Gracias a todos los jugadores del equipo, así como a los miembros del personal por este evento. Momento emocionante ofrecido a nuestro país ".

Jovenel Moise financió a la selección haitiana para ser competitiva o al menos tener los recursos necesarios para su preparación y en la isla todo el mes de junio han pedido la dimisión del presidente… pero ahora las personas han desviado su atención por el paso de su selección. Sin querer o queriendo, el futbol –como ha sucedido muchas veces en América Latina- le puede salvar el puesto a un presidente.

RELACIONADOS:HaitíMéxico

Más contenido de tu interés