null: nullpx
Cuba

Cuba: el fútbol contra el sistema, ¿el balón derrotó al béisbol?

Pese a no ser el deporte predilecto por el régimen castrista-canelista, el balompié gana en popularidad en La Habana y en el interior de la isla más grande del Caribe.
14 Jun 2019 – 10:06 PM EDT

En Cuba, en algunos sitios, los partidos más apasionantes los puedes mirar entre las ramas de los árboles. Mientras el sol golpea las canchas y la humedad quema los pulmones, los jugadores viven con pasión el fútbol, un deporte que está sujeto a las órdenes del gobierno y que poco a poco va siendo más popular. ¿Quién dice que el fútbol en el socialismo está muerto?

En la isla hay peñas del Bayern Múnich, Manchester City, Real Madrid o FC Barcelona. En el sitio donde un ron es seductor, el fútbol empieza a serlo también. El deporte más capitalista del mundo llega gracias a la televisión. Ven la Champions League, la Premier League, La Liga, la Serie A y la Bundesliga.

“Hay algunas provincias donde ya es más popular que la pelota (béisbol)”, dice Yatsel Domínguez, administrador de la página Fútbol de Cuba. “En las tardes, cuando las personas salen de trabajar o de la escuela lo que juegan ya no es béisbol, es fútbol”, comenta Daguito Valdés, creador y productor del canal cubano de Youtube, Yo Hablo de Fútbol.

En la isla los ‘estadios’ no son estadios: son pocos los que tienen tribunas. Algunos cuentan con cancha que bordea una pista de atletismo, pero en otros solo está el campo y nada más. Si toca jugar bajo el sol, los aficionados buscan los árboles para protegerse, o están detrás de las mallas mirando el juego.

El Tri jugará ante una selección semiamateur en su debut en la Copa Oro: cubanos que cobran unos diez dólares al mes en su trabajo contra futbolistas que perciben hasta 140 mil dólares cada 30 días.

Así las cosas.

****

El 13 de junio del 2007, antes del desayuno, Osvaldo Alonso, ya había abandonado el hotel de concentración. Hoy le llaman el mejor futbolista cubano de la historia. Habla inglés, inspira en inglés a sus compañeros, pero aquel día, justo cuando Cuba jugaría su último partido de la primera fase de la Copa Oro ante Honduras, el mediocampista gambeteó a todos y se fue. Desertó. “Te vigilan siempre y todo el tiempo”, dijo sobre la presión que reciben los jugadores de la isla cuando salen a un torneo fuera de casa.

“La deserción seguirá presentándose, hace apenas unos meses cuando se jugó el premundial Sub-20 en Florida (EU), de los 23 jugadores que viajaron, solo regresaron a Cuba ocho” dice Yatsel Domínguez, quien realiza seguimiento del futbol de su país desde Costa Rica.

“El futbol está politizado”, comenta Daguito. Una frase que podría aplicarse a todo en Cuba. “La burocracia limita el desarrollo, en 2013 se aplicó una ley donde los deportistas y futbolistas podían salir al extranjero con autorización del INDER (Instituto del Deporte de Cuba)… pero se aplicó hasta 2016”.

Ambos comunicadores dicen que el poder lo ejerce el INDER y, de acuerdo con los estatutos de la FIFA, eso es antirreglamentario, porque ningún gobierno del mundo puede intervenir en las federaciones nacionales.

“El INDER decide a los que se convoca y a quienes no, los que viajan y analizan todo, eso está en contra de las normas de FIFA, porque un órgano del estado tiene intervención”, dice Yatsel

Osvaldo Alonso debutó en el equipo Pinar del Río. Jugó una temporada, salió campeón y sus partidos eran en canchas con el pasto crecido, baches de tierra y donde su uniforme verde le quedaba gigante y ‘nadaba’ en él.
Él huyó en Houston durante la Copa de hace 12 años, buscó oportunidades en Estados Unidos y se hizo uno de los jugadores más populares de la MLS, primero con el Seattle Sounders y ahora con Minnesota United.

Jugó 17 partidos con las selecciones cubanas y nunca más volvió. “Los desertores no tienen opciones de ser convocados”, dice Daguito desde la isla.

Cuba tiene al menos unos 40 jugadores en el extranjero. De la actual selección que estará en la Copa Oro, hay ocho jugadores jugando fuera: en Guatemala y República Dominicana.

Pero la ‘artillería pesada’ está en la MLS, pero también en España, Inglaterra, México, Grecia, Finlandia o Costa Rica. Por ejemplo, Osvaldo Alonso, quien lleva 11 años en la MLS y es considerado uno de los mejores jugadores de la liga en la última década no participará.

También está Onel Hernández que logró el ascenso a la Premier League con el Norwich City y fue uno de los jugadores más activos del club (nueve goles y ocho asistencias) y el goleador del Cartaginés costarricense, Marcel Hernández quien en el año futbolístico marcó 21 goles y nueve asistencias.

“Se supone que por ley muchos ya podrían ser convocados, pero la burocracia y la política han evitado mucho eso, hay personas que quieren que el fútbol cubano crezca, pero las autoridades ponen muchas trabas”, comenta Yatsel Domínguez.

*****

Actualmente la liga local es amateur, se juegan pocos partidos (a lo máximo 18 si llegas hasta las finales) y no hay nada de patrocinios y cosas por el estilo. El sistema político no lo permite.

El futbol desea crecer en la isla, ser un delicioso mojito para los aficionados quienes hasta ahora se conforman con soñar con Messi, Cristiano o Mbappé por televisión. Del fútbol mexicano se conoce poco, claro, los nombres más populares sí, como Chicharito Hernández e Hirving Lozano, pero poco más.

“Las canchas están en mal estado, no se transmiten los partidos (nada más los dos encuentros de la final), el INDER controla todas las decisiones de la Asociación Cubana de Fútbol”, reflexiona Yatsel. Daguito, casi como un acto de esperanza, dice: “el futbol ya está en el corazón de los cubanos”.

PD. Este año en Cuba será más fácil ver por televisión a Brasil en la Copa América que a su selección nacional porque no transmitirán la Copa Oro, al menos no en vivo.

RELACIONADOS:Cuba

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.