null: nullpx
Brasil

Brasil Campeão! Con roja y penal en contra, el Scratch alzó la Copa América ante Perú

El árbitro chileno Roberto Tobar decretó correctamente una pena máxima por mano de Thiago Silva pero quizá fue riguroso en la doble amarilla a Gabriel Jesús.
7 Jul 2019 – 6:00 PM EDT

El sorprendente Perú resultó digno rival para Brasil en la cancha de Maracaná, mas no fue suficiente para evitar el noveno título de Copa América para la Verde Amarela.

Ricardo Gareca, seleccionador de La Blanquirroja, modificó su esquema cambiando de bandas a Edison Flores y André Carrillo buscando asaltar a Casemiro para robarle el balón. Sin embargo, su apuesta salió mal cuando Flores no bajó a defender en el 1-0 del Scratch.


Luis Advíncula se desorientó y perdió la marca de Everton Soares, quien con libertad definió un servicio de Gabriel Jesús desde el costado opuesto.

Entonces la Canarinha cedió la iniciativa y permitió a los incas asentarse sobre el maltrecho césped de Río de Janeiro. Al minuto 44, Flores ingresó al área de Alisson Becker y, buscando con un pase a Paolo Guerrero, halló la mano de Thiago Silva.

El referí chileno Roberto Tobar decretó penal inmediatamente y después lo ratificó en consulta con el VAR. Guerrero hizo el 1-1 que duró muy poco. Pero a él le sirve para ser el máximo goleador en activo de Copa América con 14 tantos.

Y es que prácticamente a la jugada siguiente Yoshimar Yotún perdió una pelota que acabó en el fondo de la red de Pedro Gallese, bien definida por Gabriel Jesús. Maracaná entero volvía a bailar al ritmo de la samba.

En la segunda mitad el seleccionador brasileño Tite mandó a los suyos a ser precavidos. Brasil sentía los pasos de los fantasmas del Maracanazo de 1950 y del Mineirazo del 2014 y no se permitió correr riesgos ante un adversario impredecible. Añadiendo más drama, Tobar expulsó al minuto 70 a Gabriel Jesús por doble amarilla.

El del Manchester City no logró contener el llanto en el túnel de vestidores. La más peligrosa para Perú llegó instantes después, cuando Flores conectó una volea que estremeció al país más grande de Sudamérica.

Tres minutos antes del 90, entre Miguel Trauco y Carlos Zambrano le hicieron un sándwich a Everton en el área de Gallese que Tobar marcó como penal. Richarlison hizo un extraño ritual antes de fusilar al guardameta de Alianza Lima para el 3-1.

No quedó tiempo para más. Se silbó el final de una Copa América que la Canarinha tendrá poco tiempo para presumir, pues el año próximo deberá defenderla en Colombia y Argentina 2020.

RELACIONADOS:BrasilCopa América

Más contenido de tu interés