null: nullpx

¿Quién es el monje llegado del Lejano Oriente que hace a Brasil jogar bonito otra vez?

Criticado por irse a China a ganar dinero, la sabiduría oriental ha transformado a Paulinho en el mejor jugador brasileño después de Neymar.
24 Mar 2017 – 05:08 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/29
Comparte
La historia de Paulinho es muy particular: antes de fichar por el Corinthians de Sao Paulo en 2010, jugó en Lituania y en Polonia. Así que ya tenía experiencia yendo a destinos poco frecuentados. Crédito: Getty Images.
2/29
Comparte
Paulinho no surgió del Corinthians, sino del humilde club Pao de Açucar. En Pacaembú, el viejo estadio del Corinthians, compartió entrenamientos con Ronaldo y Roberto Carlos. Crédito: Getty Images.
3/29
Comparte
El Corinthians de Paulinho era el gran rival del Santos de Neymar y de Paulo Henrique Ganso. Eran partidos espectaculares. Getty Images.
4/29
Comparte
Paulinho ganó con el 'Timao' campeonatos paulistas, el brasileirao y la Copa Libertadores en 2012. Crédito: Getty Images.
5/29
Comparte
En la final de la Libertadores 2012, se vio las caras con el mítico Boca Juniors de Juan Román Riquelme. Crédito: Getty Images.
6/29
Comparte
Tite, quien entonces entrenaba al Corinthians, pulió las habilidades de Paulinho como un mediocampista todoterreno. Crédito: Getty Images.
7/29
Comparte
Habiendo ganado la Libertadores, el Corinthians jugó el Mundial de Clubes del 2012. En la final el Chelsea quedó en la lona. Getty Images.
8/29
Comparte
Aquel Corinthians dirigido por Tite y liderado por Paulinho ha sido el último club sudamericano en vencer al campeón de la Champions League. Getty Images.
9/29
Comparte
Era tan bueno el nivel de Paulinho, que Luiz Felipe Scolari lo convocó con Brasil para la Copa Confederaciones 2013, donde derrotaron a México categóricamente 2-0. Getty Images.
10/29
Comparte
En la semifinal de aquel torneo, Uruguay estaba sacando un 1-1 en las semifinales y amenazaba con una nueva hazaña ante Brasil. Pero Paulinho anotó el de la victoria en el último minuto. Crédito: Getty Images.
11/29
Comparte
Además de tener buenos pulmones para correr sin parar, Paulinho tiene resortes en las piernas que lo hacen letal en el balón parado. Getty Images.
12/29
Comparte
Con la conquista de la Confederaciones 2013, Paulinho aprovechó para recordar su amor por el Corinthians. Crédito: Getty Images.
13/29
Comparte
Fue Balón de Bronce. Neymar fue el de oro y Andrés Iniesta el de plata. Crédito: Getty Images.
14/29
Comparte
Con esas exhibiciones, fue fichado por el Tottenham de Inglaterra, que por aquel entonces tenía mucho dinero por la venta de Gareth Bale al Real Madrid. Roberto Soldado también fue fichado a billetazos. Crédito: Getty Images.
15/29
Comparte
Pero esa temporada sin Bale fue desastrosa para todos en el Tottenham. El entonces DT André Vilas-Boas acabó en la calle y Paulinho no lograba demostrar los más de 20 millones de dólares pagados por él. Crédito: Getty Images.
16/29
Comparte
Eventualmente, llegó Mauricio Pochettino a los 'Spurs' y de inmediato mandó a Paulinho a la banca. Crédito: Getty Images.
17/29
Comparte
Con Brasil también perdió su puesto. Luiz Felipe Scolari lo metió de cambio ante Alemania al entretiempo del 7-1 en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte durante la Copa del Mundo 2014. Crédito: Getty Images.
18/29
Comparte
Sin la confianza de Pochettino, Paulinho fue comprado en 2015 por el Guangzhou Evergrande de China mediante el pago de 15 millones de dólares al Tottenham, que recuperó algo de su inversión. Crédito: Getty Images.
19/29
Comparte
En China se reunió con Luiz Felipe Scolari, y también con Robinho. Logró la Champions de Asia en 2015 para jugar nuevamente el Mundial de Clubes de aquel año. Crédito: Getty Images.
20/29
Comparte
Cuando todo el mundo pensaba que Paulinho estaba acabado, él solo eliminó al América de México de las semifinales del Mundial con un doblete espectacular. Crédito: Getty Images.
21/29
Comparte
A diferencia de Robinho, que jugó algunas campañas en China, cobró y después regresó a Brasil, Paulinho ha logrado adaptarse al Lejano Oriente. Crédito: Getty Images.
22/29
Comparte
Cuando la Confederación Brasileña de Fútbol echó a Dunga a la calle por el desastre de la Copa América Centenario, designó a Tite como seleccionador. Así volvía Paulinho a vestirse con la 'Verdeamarelha'. Crédito: Getty Images.
23/29
Comparte
¡Y qué forma de regresar! Le metió un gol a la Argentina de Lionel Messi en la goliza de 3-0 favorable a Brasil. Crédito: Getty Images.
24/29
Comparte
Tite dirigió en el Corinthians a Paulinho y a Renato Augusto (quien también juega en China) y no dudó en convocarlos y hacerlos titulares. Brasil está recuperando su JOGO BONITO. Getty Images.
25/29
Comparte
Tite es un estratega frío en la pizarra, pero apasionado en la cancha. No dudó en ir corriendo a festejar con Paulinho su gol ante la 'Albiceleste'. Crédito: Getty Images.
26/29
Comparte
En Montevideo, Uruguay se fue arriba 1-0 muy temprano. Los charrúas tenían el partido a favor, pero una genialidad de Paulinho (el golazo de las eliminatorias) regresó a Brasil al camino de la victoria. Crédito: Getty Images.
27/29
Comparte
El tercer gol de su 'hat-trick' fue con un remate 'de pechito'. Paulinho está convertido en un súper crack. Crédito: Getty Images.
28/29
Comparte
Pese a que muchos brasileros piden a Fabinho del Mónaco como titular, Paulinho está en plan de mago y nadie podrá quitarle su lugar si sigue así. Crédito: Getty Images.
29/29
Comparte
Brazil's midfieler Paulinho celebrates after scoring against Uruguay during their 2018 FIFA World Cup qualifier football match at the Centenario stadium in Montevideo, on March 23, 2017. / AFP PHOTO / DANTE FERNANDEZ (Photo credit should read DANTE FERNANDEZ/AFP/Getty Images) Crédito: Getty Images.
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Brasil
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés