null: nullpx

Alerta Mundial: ultras rusos visitaron Argentina para aliarse con los barras que irán a la Copa

Diez de los más violentos barristas de Rusia confraternizaron con sus pares argentinos. Y, entre otras cosas, les ofrecieron facilitarles transporte, alojamiento y hasta ¡abogados!
21 Feb 2018 – 03:38 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un barrabrava ya es, de por sí, algo malo. Un grupo de ellos, una verdadera calamidad. Pero si encima extienden sus violentos tentáculos a nivel internacional, para crear alianzas con fines dudosos, ya estamos en presencia de una potencial catástrofe. Y ese es justamente el peligro que corre el Mundial de Rusia.

Resulta que un grupo de diez de los más violentos ultras rusos, compuesto por miembros de las barras del Zenit y el Dinamo Moscú, inició un tour internacional. Y, no por mera casualidad, su primera parada fue en la Argentina, donde los barras son como la (mala) maleza y crecen sin control, incluso bajo el ala protectora de los algunos poderes políticos. En su recorrido se reunieron con los capos -como ellos mismos se hacen llamar en clara alusión mafiosa- de las barras de San Lorenzo, Vélez y Nueva Chicago, para terminar disfrutando una junta de jefes con los de Boca, quienes fueron designados por sus pares como los líderes de los 280 elementos argentinos que, se estima, viajarán a Rusia.

La visita de los rusos no fue solo por camaradería y confraternidad, o para intercambiar anécdotas de guerra. El objetivo fue preciso: facilitarles a los argentinos la logística para su estadía en tierras rusas. Los rusos se encargarán de conseguirles alojamiento, transporte y hasta abogados, en el caso –bastante probable- de que los necesiten.

Por si no fuera suficientemente grave con todo esto, algunos creen que rusos y argentinos están tramando una emboscada contra el gran enemigo en común: los hooligans ingleses. Los rusos y los británicos han usado toda Europa como escenario de sus batallas, en el marco de cualquier competencia, tanto de clubes como de selecciones. Y el odio de los argentinos hacia los ingleses es bien conocido e, incluso, ya hubo cruces en los mundiales pasados.

Rusia, Argentina e Inglaterra no compartirán grupo en la Copa del Mundo, sin embargo hay una ciudad que podría ser un peligroso punto de confrontación: Nóvgorov. Allí jugará el equipo argentino el 21 de junio frente a Croacia y, tres días después, lo hará Inglaterra ante Panamá.

No menos llamativa fue la manera en la que fueron descubiertos estos ultras rusos en Argentina: intentaron entrar a la Bombonera, el estadio de Boca, con carnets de socios falsos. Se les detectó a través del programa gubernamental Tribuna Segura y, como resultado, cuatro de ellos se llevaron como souvenir una causa por contravención (menor que un delito) de las normas. Anton Pshenichnyi, Grigorii Pomerantsev, Priit Poldsepp y Anatoli Eremenco fueron los que quedaron registrados.

Las alertas se prendieron de inmediato en la Argentina y sus ecos llegaron hasta Rusia, donde desde el primer momento han llevado a cabo medidas para restringir el acceso de los ultras a los estadios. Para ello crearon el Fan ID, que supuestamente servirá como filtro, pero no contaban con que esta inteligencia interna de los barras, quienes en estos casos optan por dejar las luchas asesinas de lado para unirse en pos de un bien común. Claro que el bien común de ellos es el mal del resto de los aficionados.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FútbolMundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés