null: nullpx

El accidente de Nurbugring: gran evidencia de la valentía que hizo leyenda a Niki Lauda

El austríaco sufrió un fuerte choque el 1 de agosto de 1976 (Alemania), pero su fuego interior fue más potente que el quemó su rostro.
21 May 2019 – 01:48 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/11
Comparte
El austríaco Niki Lauda dejó un legado de títulos e historia en el automovilismo, pero su regreso tras el accidente de Nurbugring (Alemania) en el que casi pierde la vida en 1976 es un sello imborrable en la historia del deporte. Crédito: Getty Images
2/11
Comparte
El austríaco Niki Lauda era vigente campeón de Fórmula 1 con Ferrari en 1976 y vivía su mejor momento como piloto. Crédito: Getty Images
3/11
Comparte
Sin embargo, sufrió un accidente el 1 de agosto en Nurburgring que provocó el incendio de su monoplaza, algo que se pensó incluso le costaría la vida por la gravedad del choque. Crédito: AP
4/11
Comparte
Lauda fue trasladando al hospital universitario de Mannheim y la gravedad fue tanta que incluso un sacerdote le aplicó la extremaunción. El piloto había aspirado mucho humo y los pronósticos eran reservados. Crédito: AP
5/11
Comparte
La imagen del vehículo en llamas hacía pensar lo peor sobre la salud de Lauda, con un alto riesgo vital. Crédito: AP
6/11
Comparte
Sin embargo, había Lauda para rato y el piloto de Ferrari volvió más fuerte que nunca no solo en una recuperación notable sino dispuesto a volver a competir. Crédito: Getty Images
7/11
Comparte
A tan solo seis semanas de un accidente que muchos consideraron letal, el austríaco estaba de nuevo en competencia para luchar por el título de 1976. Crédito: AP
8/11
Comparte
A pesar de que el accidente le dejó una cicatriz en el rostro, eso no detuvo a Lauda para seguir en competencia no solo ese año sino hasta su retiro definitivo en 1985. Crédito: AP
9/11
Comparte
De hecho, y a pesar de que abandonó temporalmente en 1979 para regresar en 1982, Lauda fue campeón dos veces luego del accidente de Nurbugring. Crédito: Getty Images
10/11
Comparte
La imagen de Niki Lauda en su monoplaza con una máscara que lo protegía por completo se convirtió en toda una postal deportiva en contra de la adversidad. Getty Images
11/11
Comparte
Así fue como un accidente que por poco le cuesta la vida no detuvo a Niki Lauda para ser tres veces campeón de Fórmula 1, en una gran evidencia de valentía que lo catapultó como una leyenda. Crédito: Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés